La inserción laboral como derecho - Emiser Facility Services
1571
post-template-default,single,single-post,postid-1571,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 
derecho al trabajo Emiser

La inserción laboral como derecho

El derecho al trabajo es un derecho humano que se incluyó en 1948 como elemento clave de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Es precisamente el derecho al trabajo la base para la realización de otros muchos derechos ya que implica la posibilidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente escogido.

Asimismo, el Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales, en su Observación General 18 aclara que el trabajo tiene 3 dimensiones: no discriminación, accesibilidad física y acceso a la información. La discriminación en el acceso al trabajo está prohibida.

La constitución española señala que: “Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.” 

Es relevante remarcar que este derecho aplica a TODOS los ciudadanos con independencia de su condición o de sus capacidades

¿Este derecho al trabajo se cumple de forma efectiva en los colectivos con distintas capacidades?

En las últimas décadas se han dado pasos importantes para propiciar la inclusión laboral de los colectivos con distintas capacidades. Pasos importantes, pero no suficientes. Muchas empresas e instituciones, grandes y pequeñas, han demostrado su compromiso con la inserción laboral de estos colectivos logrando aumentar sus tasas de empleabilidad. Los Centros Especiales de Empleo han jugado también un papel clave, facilitando el proceso de integración de personas con capacidades distintas y acompañando a las empresas en todo el proceso de seguimiento de los nuevos trabajadores.

En un momento como el actual, en el que debido a la crisis provocada por el Covid-19 el estado y los gobiernos de las CCAA aspiran a reforzar su rol garante de los derechos de todos los ciudadanos respecto al acceso al trabajo, se echan en falta medidas específicas para garantizar una mayor tasa de empleo por parte de los colectivos con distintas capacidades. Recordemos que la tasa media de ocupación de estos colectivos es del 25%. 

Es necesaria una mayor concienciación política y social para lograr reducir la brecha existente entre las posibilidades de acceso a un puesto de trabajo, y por lo tanto a la plena dignidad de la persona, de las personas con distintas capacidades. Si perseguimos una sociedad más justa e igualitaria este es uno de los puntos clave pendientes.

En un momento en que resuenan lemas como «no vamos a dejar a nadie atrás» es imprescindible que seamos 100% inclusivos y no discriminatorios. Si se trata de no dejar a nadie atrás, tenemos que fomentar entre todos la empleabilidad de los colectivos con distintas capacidades.

Esta es precisamente la razón de ser de EMISER: lograr una mayor empleabilidad de personas con distintas capacidades. Para ello, EMISER como Centro Especial de Empleo, pone a disposición de empresas y organizaciones un abanico de servicios que sitúan al trabajador y especialmente a la persona en el centro. Nuestro día a día busca facilitar el proceso de inclusión de estos colectivos para las empresas, con el fin de maximizar las posibilidades de éxito en este objetivo común que es lograr el pleno derecho al trabajo de personas con distintas capacidades.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.