¿Por qué debes invertir en acciones de responsabilidad social corporativa? - Emiser Facility Services
2460
post-template-default,single,single-post,postid-2460,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 
desarrollo de buenas prácticas para tu empresa

¿Por qué debes invertir en acciones de responsabilidad social corporativa?

La principal diferencia entre un gasto y una inversión, es que uno apoya al crecimiento de la empresa y el otro no. Se gasta en el café de la mañana por ejemplo y se invierte en marketing. Entonces, cuando hablamos de los costos derivados de las acciones de responsabilidad social corporativa llevadas a cabo por la empresa, ¿hablamos de gastos o de inversión? 

Cuando hablamos de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), nos referimos al deber que comparten todas las empresas de generar un impacto positivo sobre la sociedad y retribuir a la sociedad. 

En palabras simples, la Responsabilidad Social Corporativa es el compromiso que tiene cada organización con el entorno en el que se desenvuelve y la sociedad de la que forma parte. Este concepto surgió bajo la idea de que las empresas deberían realizar una contribución activa y voluntaria. El fin es mejorar el entorno desde un punto de vista social, medioambiental o económico. De esta forma se genera un impacto positivo. De alguna manera, aminora los impactos negativos derivados de la producción de las empresas y retribuyera todos los beneficios que la empresa recibe del entorno y la sociedad.  

En la actualidad cada vez son más las empresas que consideran su estrategia de RSC.  Puede ser un asunto clave para conseguir el buen funcionamiento y éxito de sus organizaciones.

Llevar a cabo acciones de responsabilidad social corporativa también tiene fuerte impacto sobre la sociedad y el público tiene el punto de mira en esta forma de actuar de las compañías. A esto se le suma la alta competencia que existe en los mercados actuales. La necesidad de diferenciarse es latente y la mejora de la imagen que los consumidores tienen de la marca. Cada vez más, se demuestra que las nuevas generaciones de consumidores tienen muy en cuenta los valores de la empresa y el compromiso que esta muestra para con los problemas sociales. 

Por todos estos motivos, invertir en acciones de responsabilidad social corporativa se ha convertido en una herramienta imprescindible para cualquier negocio. Es una forma de fortalecerse en el mercado, ya sea grande o pequeño. 

¿Quieres saber cómo puedes implementar en tu empresa una sólida estrategia de RSC?

¿Te gustaría conocer los tipos de acciones de responsabilidad social corporativa puedes implementar en tu compañía? ¡Quédate en este artículo!

 

Beneficios de las acciones de Responsabilidad Social Corporativa para tu empresa

La RSC no sólo es beneficiosa para la sociedad o el entorno, si no que además trae consigo muchas ventajas a la compañía. 

  • Mejora la imágen corporativa: no sólo estarás contribuyendo a un mundo mejor, que es una labor de la que todos deberíamos ser parte sin excepción, si no que estarás creando promoción gratuita para tu empresa, ganando más credibilidad entre tus clientes y diferenciándote de tu competencia, con una imagen de marca más afianzada.
  • Fidelización: una ventaja conlleva a la otra, está demostrado que los índices de compradores recurrentes se elevan cuando estos valoran el compromiso que tiene la compañía con el entorno. 
  • Atrae y retiene talento: no solo atraerás nuevos clientes, motivarás y fidelizarás a tus empleados, logrando que estos se sientan orgullosos y más comprometidos con los objetivos de la empresa. Además, si tu personal promociona a tu empresa como un buen lugar de trabajo, atraerás el talento de nuevos trabajadores.
  • Beneficios fiscales: muchas de las acciones de RSC cuentan con estos beneficios, pudiendo optar a bonificaciones en determinados casos, por ejemplo.
  • Facilita el acceso a la financiación: un proyecto socialmente responsable, te permitirá acceder a nuevas fuentes de financiamiento, sin importar si eres una empresa pública o privada. 
  • Reducción de riesgos: cumplir con los códigos éticos y de conducta llegan a reducir la posibilidad de quejas o publicidad negativa. 

Todo esto, no hace más que afirmar que llevar a cabo acciones de Responsabilidad Social Corporativa es una inversión para tu empresa. ¡No dudes de ponerla en marcha!

 

¿Cómo gestionar tu estrategia de RSC? 

  • Planificación: ten en claro lo que quieres hacer, cuándo, cómo y dónde realizarlo. Plantéate objetivos SMART (Específicos, medibles, alcanzables, relevantes, con término temporal) esto te permitirá no dejar nada al azar. 
  • Organización: agrupa todos los recursos que tiene tu empresa y todas las partes implicadas que te lleven a alcanzar tus objetivos de una forma eficiente. 
  • Comunicación: la base fundamental para cualquier relación, gestiona una buena comunicación tanto a nivel interno como externo, para crear un buen clima de trabajo y que puedas estar al tanto de los objetivos marcados. 
  • Control: Revisa que se estén cumpliendo los objetivos, de no ser así, incorpora nuevas estrategias que te ayuden a alcanzarlos. 

 

manual responsabilidad social corporativa cta

Uno de los puntos clave de la estrategia de RSC de muchas organizaciones se basa en llevar a cabo acciones que promuevan la igualdad de oportunidades en el mundo laboral. Asimismo, la inclusión a puestos de trabajo de personas que forman parte de colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión social. Este es el caso de las personas que tenemos alguna discapacidad. 

La inclusión laboral de personas con discapacidad es una de las problemáticas que con más urgencia necesitamos paliar en la sociedad. 

Según datos del  INE de 2019, la tasa de actividad de las personas con discapacidad se situaba en el 34%, mientras que entre el resto de la población llegaba hasta el 47%. 

Es por este motivo que necesitamos que las empresas se impliquen a fondo para reducir esta desigualdad. Contribuir con la inserción laboral de personas con discapacidad. Es una de las acciones de responsabilidad social corporativa con las que más se implican las compañías actuales. 

A este respecto, trabajar de la mano de un Centros Especiales de Empleo puede resultar muy útil y beneficioso para las empresas. Estos centros, también se llaman Centros Especiales de Trabajo. Son empresas cuya prioridad es la inserción sociolaboral de personas con discapacidad, a través de un trabajo productivo y remunerado.

Emiser es un Centro Especial de Empleo de Iniciativa Social (CETIS) en el que estamos dedicados a la inclusión social desde 1990. Nuestro objetivo es el de la integración de personas con discapacidad al mundo laboral a través de los servicios de Outsourcing y Facilities que realizamos a nuestros clientes. 

En Emiser, ayudamos a las empresas a cumplir con la ley y luchamos diariamente por la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad. Brindamos un trato totalmente personalizado a petición del cliente y facilitamos nuestros servicios de la manera más eficaz. Muchas de las empresas desconocen las innumerables ventajas que supone la contratación de personas con discapacidad, mejorar el clima laboral, la motivación, solidaridad y compañerismo son solo algunas de ellas. 

Si este tema te ha resultado interesante, te invitamos a consultar nuestro blog, donde podrás encontrar mucho más contenido relacionado con la Responsabilidad Social Corporativa.  Para más preguntas, contacta con nosotros. 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.