Diferencias entre Responsabilidad Social Corporativa y Acción Social - Emiser Facility Services
2491
post-template-default,single,single-post,postid-2491,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 
buenas prácticas implementar labores sociales en la empresa

Diferencias entre Responsabilidad Social Corporativa y Acción Social

Hoy en día, la competitividad que se aprecia en el mercado, tanto nacional como internacional es altísima. Además, la visión del público sobre las empresas ha cambiado, demandando la implicación de las compañías en acciones sociales y valorando negativamente a las que no cumplen con ello. 

Los clientes muestran una mayor fidelidad ante marcas con las que comparten los mismos valores y preocupaciones, pero, por supuesto, este no es el único motivo por el que las empresas deben tomar cartas en el asunto y actuar desde su posición para paliar las problemáticas y desigualdades sociales.

Sin embargo, las actuaciones de una compañía para con el mundo y la sociedad pueden generar valor añadido a su marca.

Esto se debe a que la imagen corporativa ha ganado mucha importancia en los últimos años. Los valores y la misión empresarial sí que importan a los clientes y, cada vez son más relevantes en su decisión de compra. 

manual responsabilidad social corporativa cta¿Has oído hablar de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)? ¿Y de la Acción Social? Constituyen diferentes formas en las que las empresas pueden contribuir con  su entorno.

¿Quieres conocer la diferencia entre las acciones de RSC y la Acción Social? ¿Qué crea más valoraciones positivas? ¿Cuál es la mejor forma de contribuir con la sociedad desde tu empresa? 

¡Sigue leyendo y descúbrelo!

¿Qué son la RSC y la Acción Social?

Para poder aplicar estas acciones correctamente, lo más importante es saber diferenciarlas, ya que cada una de ellas tiene diferentes implicaciones y beneficios para la empresa. Aunque a priori puedan ser muy parecidas, cada una de ellas se plantean con una meta diferente. 

La estrategia de Responsabilidad Social Corporativa, como bien comentamos en ¿Cómo crear una estrategia de Responsabilidad Social Corporativa para tu empresa? , es un plan que recoge el marco y acciones que va a realizar una empresa con el fin de mejorar su compromiso e implicación con la sociedad, el planeta y contribuir mediante su actividad empresarial. 

Por otro lado, la Acción Social hace referencia a aquellas actividades o acciones que realiza una empresa con el objetivo de ayudar a una causa social determinada, sin que esto tenga por qué estar relacionado con su actividad empresarial. Para estas acciones no suele existir una estrategia determinada, como sí ocurre con la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa. Además, por lo general las empresas realizan acciones sociales de forma puntual y enfocadas en objetivos concretos.

Diferencias principales entre RSC y Acción Social

Como ya hemos visto, las acciones de RSC se llevan a cabo a partir de una estrategia previamente concebida y vinculada a la actividad del negocio, mientras que la Acción Social pretende ayudar a una causa social concreta y puntual.

Para comprender mejor sus diferencias, a continuación se presentan de forma detallada:

Acciones de RSC 

  • Acciones que se implantan de manera interna en la empresa.
  • Desarrolladas en una estrategia de RSC ligada a la actividad empresarial.
  • Implica que la empresa es socialmente responsable.

Algunos ejemplos de acciones de RSC son: programas de contratación de colectivos vulnerables, campañas de medioambiente, política sostenible, etc.

Acción Social

  • Son acciones que se implantan de manera externa a la empresa.
  • Acciones concretas y puntuales.
  • No implica que la empresa sea socialmente responsable .

Algunos ejemplos de Acción Social son: voluntarios por parte de los empleados, donaciones de la empresa a una ONG, ayuda humanitaria, etc.

Para resumir, podríamos hablar de que una empresa realiza acciones sociales puntualmente pero, no por ello se puede calificar su comportamiento como responsable para con sus grupos de interés y el mundo en general.

Solo podremos considerar que la empresa es responsable si estas acciones se realizan persiguiendo objetivos a largo plazo, y entonces hablamos de Responsabilidad Social Corporativa. 

Beneficios de realizar acciones de Acción Social

¿Sabías que ciertas Acciones Sociales pueden aportar beneficios fiscales a la empresa? Nos referimos a la posibilidad de desgravación del 35 % de las donaciones que se realicen durante los 3 primeros años. Esto puede aumentar hasta un 40 % una vez superado este período de tiempo. 

Como se puede observar es una forma de ayudar e implicarse con una causa social al 100 % y de forma indirecta beneficiar a la economía de tu empresa. 

Sin embargo, aunque realizar acciones sociales puede ser muy beneficioso tanto para la empresa, como para la sociedad, lo que realmente marcará la diferencia será invertir en una buena estrategia de Responsabilidad Social Corporativa. 

Esta es la forma más efectiva de contribuir con la sociedad a largo plazo y de forma medida, y además, convertir tu compañía en una empresa responsable, mejorando así su imagen de marca.

¿Cómo convertirme en una empresa socialmente responsable?

Algunas empresas están realmente implicadas con ciertas causas sociales y uno de los temas que más preocupan socialmente y con el que un mayor número de empresas se ha implicado desde que se implantó a nivel nacional la Ley LISMI en 1982, actual Ley General de Discapacidad (LGD). Esta ley promueve la integración laboral de personas con discapacidad, que constituyen un grupo vulnerable y en exclusión social. Desde la vigencia de esta ley, las empresas con más de 50 empleados en plantilla están obligadas a contar con personas con discapacidad, el equivalente a un 2 % de la plantilla total. 

Para facilitar esta tarea a las empresas y que éstas puedan cumplir con la ley y contribuir a paliar este problema social, existen los Centros Especiales de Empleo (CEE), que son empresas que tienen como objetivo ofrecer trabajo activo y remunerado a personas con discapacidad. Un CEE ofrece servicios de calidad a otras empresas llevados a cabo por personas con discapacidad.

Colaborar con un CEE te permite ayudar a este grupo en riesgo de exclusión, cumplir con la ley y fortalecer tu estrategia de RSC para convertir tu compañía en una empresa responsable socialmente. 

¿Te gustaría conocer más sobre los CEE? No te pierdas nuestro artículo ¿Qué es un Centro Especial de Empleo? y descubre cómo ayudar a impulsar a tu empresa y a su labor con la sociedad. 

Si tienes cualquier otra duda, también puedes contactar directamente con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte con lo que necesites. 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.