3 motivos para apostar por la inclusión de personas con diversidad funcional en tu empresa - Emiser Facility Services
1676
post-template-default,single,single-post,postid-1676,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

3 motivos para apostar por la inclusión de personas con diversidad funcional en tu empresa

La inclusión de personas con diversidad funcional es uno de los retos pendientes en el ecosistema empresarial y en la sociedad en general. Este colectivo cuenta con una tasa de empleo cercana al 25%, muy por debajo de la media del total de la población.

La inmensa mayoría de empresas desconoce las incontables ventajas que supone la contratación de personas con diversidad funcional. De hecho, habitualmente solo acaban siendo consciente de ellas una vez han dado el paso y cuentan con personas con distintas capacidades en sus equipos.

A continuación, exponemos 3 motivos recurrentes por los que nuestros clientes recurren a EMISER para la inserción de personas con diversidad funcional en sus empresas:

  1. Contribuir a una sociedad más justa.

Es en las épocas de mayor dificultad donde se demuestran los verdaderos valores de las personas y de las empresas. En una situación de crisis como la actual, deberíamos tener más que nunca como objetivo contribuir a una sociedad más justa. Una sociedad que fomente la igualdad de oportunidades y que facilite el acceso al mercado laboral de los colectivos con especiales capacidades.

  1. Aumentar el sentimiento de pertenencia de tus equipos.

A todos nos gusta tener la percepción de que nuestro trabajo tiene un sentido. Nos complace ver que nuestra dedicación profesional contribuye al crecimiento y sostenibilidad de una compañía con valores. En la inmensa mayoría de compañías que apuestan por la inclusión profesional de personas con diversidad funcional, el sentimiento de pertenencia a éstas aumenta notablemente. La empresa debería cumplir siempre una finalidad social, no meramente económica.

  1. Cumplir con la legislación vigente.

Esta es quizás la motivación menos relevante pero, en muchos casos, actúa de palanca para facilitar la inserción de personas con diversidad funcional. El hecho de que la legislación española obligue por ley a las compañías de más de 50 trabajadores a contar con un progresivo porcentaje de personas con diversidad funcional, abre la puerta a que las compañías puedan empezar a descubrir las ventajas de esta apuesta por la inserción y la igualdad de oportunidades.

En definitiva, las empresas tienen por delante un abanico de oportunidades y ventajas si apuestan por la inserción laboral de las personas con diversidad funcional. Ahora más que nunca, esta debería ser uno de nuestros compromisos con la sociedad.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.